Ariguanabo TV
5 min readDec 1, 2023

Red Social Integrada (RSI) Martianos. PRIM: un Proyecto que no muere (II) 171 Aniversario (I)
Por Orestes Martí y Fernando Alemán

Desde luego que no muere; como tampoco ha muerto el ejemplo imperecedero del más universal de los cubanos.

En ocasión de un próximo nuevo aniversario de su natalicio, la maestra y escritora cubano canaria Elsa Vega Jiménez nos habla de una de las poesías más bellas del Héroe Nacional cubano:

“En el 171 aniversario del nacimiento de José Martí, la Red Social Integrada Martianos, en su sede canaria, recuerda a ese hombre universal que, dados sus saberes enciclopédicos, cultivó muchas facetas, entre ellas la poesía. Tal es el valor que concedía a esta rama de la cultura que nos legó una frase lapidaria: “Quién es el ignorante que dice que la poesía no es necesaria a los pueblos”. Con esa idea suya, como con tantas otras, estamos plenamente de acuerdo.
Porque mantienen plena vigencia.
“En estos tiempos convulsos, en que la humanidad se encuentra sometida a procesos impensados, donde por el irresponsable y egoísta accionar de los hombres, hasta la naturaleza emite signos violentos, (inundaciones, sequías, volcanes, incendios) nos viene a la memoria un tierno poema de Martí en el que prima la solidaridad.
“Aconsejo a quienes tienen la posibilidad de montar obras de teatro, con estudiantes o con sus grupos de teatro organizados lo hagan. Y
lo presenten en plazas, escuelas, al lado del mar, o en un escenario montado a tal efecto. Pero que sean lugares en que el mensaje pueda ser recibido por los asistentes. Se necesitan pocos personajes principales y varios figurantes. El narrador es imprescindible. Los zapaticos de rosa, obra de teatro en verso, es un llamado al despertar de la sensibilidad de los humanos”.

Poesía “Los zapaticos de rosa”

Hay sol bueno y mar de espuma,
y arena fina, y Pilar
quiere salir a estrenar
su sombrerito de pluma.

-«¡Vaya la niña divina!»
dice el padre, y le da un beso.
-«Vaya mi pájaro preso
a buscarme arena fina».

-«Yo voy con mi niña hermosa»,
le dijo la madre buena.
-«¡No te manches en la arena
los zapaticos de rosa!».

Fueron las dos al jardín
por la calle del laurel,
la madre cogió un clavel
y Pilar cogió un jazmín.

Ella va de todo juego,
con aro, y balde y paleta;
el balde es color violeta;
el aro es color de fuego.

Vienen a verlas pasar,
nadie quiere verlas ir,
la madre se echa a reír,
y un viejo se echa a llorar.

El aire fresco despeina
a Pilar, que viene y va
muy oronda: -«¡Di, mamá!
¿Tú sabes qué cosa es reina?»

Y por si vuelven de noche
de la orilla de la mar,
para la madre y Pilar
manda luego el padre el coche.

Está la playa muy linda;
todo el mundo está en la playa;
Lleva espejuelos el aya
de la francesa Florinda.

Está Alberto, el militar
que salió en la procesión
con tricornio y con bastón,
echando un bote a la mar.

¡Y qué mala, Magdalena
con tantas cintas y lazos,
a la muñeca sin brazos
enterrándola en la arena!

Conversan allá en las sillas,
sentadas con los señores,
las señoras, como flores,
debajo de las sombrillas.

Pero está con estos modos
tan serio, muy triste el mar;
lo alegre es allá, al doblar,
en la barranca de todos.

Dicen que suenan las olas
mejor allá en la barranca,
y que la arena es muy blanca
donde están las niñas solas.

Pilar corre a su mamá:
-«¡Mamá, yo voy a ser buena;
déjame ir sola a la arena;
allá, tú me ves, allá!»

-«¡Esta niña caprichosa!
No hay tarde que no me enojes:
anda, pero no te mojes
los zapaticos de rosa».

Le llega a los pies la espuma,
gritan alegres las dos;
y se va, diciendo adiós,
la del sombrero de pluma.

¡Se va allá, donde ¡muy lejos!
las aguas son más salobres,
donde se sientan los pobres,
donde se sientan los viejos!

Se fue la niña a jugar,
la espuma blanca bajó,
y pasó el tiempo, y pasó
un águila por el mar.

Y cuando el sol se ponía
detrás de un monte dorado,
un sombrerito callado
por las arenas venía.

Trabaja mucho, trabaja,
para andar: ¿qué es lo que tiene
Pilar que anda así, que viene
con la cabecita baja?

Bien sabe la madre hermosa
por qué le cuesta el andar:
-«¿Y los zapatos, Pilar,
los zapaticos de rosa?»

«¡Ah, loca! ¿en dónde estarán?
¡Di dónde Pilar!» -«Señora»,
dice una mujer que llora:
«¡están conmigo, aquí están!»

«Yo tengo una niña enferma
que llora en el cuarto oscuro
y la traigo al aire puro,
a ver el sol, y a que duerma».

«Anoche soñó, soñó
con el cielo, y oyó un canto,
me dio miedo, me dio espanto,
y la traje, y se durmió».

«Con sus dos brazos menudos
estaba como abrasando;
y yo mirando, mirando
sus piececitos desnudos».

«Me llegó al cuerpo la espuma.
Alcé los ojos y vi
esta niña frente a mí
con su sombrero de pluma».

-«¡Se parece a los retratos
tu niña!-dijo: -¿Es de cera?
¿quiere jugar? ¡si quisiera!…
¿y por qué está sin zapatos?»

«Mira, ¡la mano le abrasa,
y tiene los pies tan fríos!
¡oh, toma, toma los míos,
yo tengo más en mi casa!»

«No sé bien, señora hermosa,
lo que sucedió después;
¡Le vi a mi hijita en los pies
los zapaticos de rosa!»

Se vio sacar los pañuelos
a una rusa y a una inglesa;
el aya de la francesa
se quitó los espejuelos.

Abrió la madre los brazos,
se echó Pilar en su pecho,
y sacó el traje deshecho,
sin adornos y sin lazos.

Todo lo quiere saber
de la enferma la señora:
¡No quiere saber que llora
de pobreza una mujer!

-«¡Sí, Pilar, dáselo! ¡y eso
también! ¡tu manta! ¡tu anillo!»
Y ella le dio su bolsillo,
le dio el clavel, le dio un beso.

Vuelven calladas de noche
a su casa del jardín;
y Pilar va en el cojín
de la derecha del coche.

Y dice una mariposa
que vio desde su rosal
guardados en un cristal
los zapaticos de rosa.

Información relacionada:

/ El escritor cubano Alexis Díaz Pimienta dona parte de su obra a la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí
/ Red Social Integrada (RSI) Martianos. PRIM: un Proyecto que no muere
Por Orestes Martí y Fernando Alemán.

De La Red Social Integrada Martianos

/ Obras Completas

Pinacoteca martiana

/ Parte I 1875–1879
/
Parte II 1880
/
Parte III 1881–1885
/
Parte IV 1886–1894

Vídeos:

Primera visita: Francia

Comunicación Popular.

Archivo de publicaciones en Medium

Ariguanabo TV

Miembro de la Red de la Federación Internacional de Comunicadores Populares (RedFICP)